Ayer el Servicio de Farmacovigilancia Veterinaria de Rusia publicó la lista actualizada con las alertas por defecto de calidad de medicamentos veterinarios. Se ordena la suspensión de comercialización de lotes afectados. Este año dicha suspensión afectó a 8 lotes de productos veterinarios fabricados por dos laboratorios españoles.